lunes, 19 de febrero de 2007

Luis García Montero


Me confieso lector y admirador de Luis García Montero. Cuando cayó en mis manos su libro "Completamente viernes", cambió mi forma de entender la poesía actual.

Nacido en Granada en 1958, es el representante mayor de la llamada poesía de la experiencia. Él mismo define la poesía de la experiencia en su libro "Aguas territoriales" de la siguiente manera:

“... vuelta de los jóvenes a la realidad, asumiendo el tono de la verosimilitud, la naturalidad coloquial en el estilo y el interés por los distintos aspectos de la vida cotidiana en los temas. Miguel García Posada ha definido precisamente el fenómeno como un desplazamiento de la poesía española desde el culturalismo a la vida. Se perfila una recuperación literaria de la intimidad, abundan los temas urbanos, reaparece la voluntad civil, hay un gusto clásico por una poesía de dicción clara, con el vocabulario y los ritmos elaborados”


La mirada de García Montero se vuelve hacia los temas cotidianos, a la referencia de sus mayores, (Ángel González, Blas de Otero, José Hierro...), huyendo del culturalismo de los 70.

“Creo que hay razones suficientes para tomarse en serio el desplazamiento de la poesía joven española desde el culturalismo hacia la realidad y la norma. Esta es al menos la razón de mi trabajo, el deseo de escribir una poesía cercana a la vida, una musa con vaqueros"

Así, la temática de la obra de García Montero, unida a lo urbano aborda el amor, el paso del tiempo, el compromiso ético y social, la mirada, en definitiva, del poeta ante todo lo que le rodea.

Poemas breves de amor, poemas que hablan del acto de la escritura como los que siguen:


DEDICATORIA

Si alguna vez la vida te maltrata,
acuérdate de mí,
que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte.


POÉTICA
Hay momentos también en que dejamos
las palabras de amor y los silencios
para hablar de poesía.
Tú descansas la voz en el pasado
y recuerdas el título de un libro,
la historia de unos versos,
la noche juvenil de algunos cantautores,
la importancia que tienen
poetas y banderas en tu vida.
Yo te hablo de comas y mayúsculas,
de imágenes que sobran o que faltan,
de la necesidad de conseguir un ritmo
que sujete la historia,
igual que con las manos se sujetan
la humedad y los muros de un castillo de arena.
Y recuerdo también algunos versos
en noches donde comas y mayúsculas,
metáforas y ritmos,
calentaron mi casa,
me hicieron compañía,
supieron convencerme
con tu mismo poder de seducción.

Ya sé que otros poetas
se visten de poeta,
van a las oficinas del silencio,
administran los bancos del fulgor,
calculan con esencias
los saldos de sus fondos interiores,
son antorcha de reyes y de dioses
o son lengua de infierno.
Será que tienen alma.
Yo me conformo con tenerte a ti
y con tener conciencia.




En la web de Cervantes Virtual, siempre recomendable para encontrar información de autores, tenéis un extracto de una entrevista en la que el poeta habla de los peligros de la poesía.




Es inevitable que no haga referencia a Luis García Montero entre "Mis poetas". No puedo dejar de poneros aquí algunos poemas más (que sirvan para que despierten vuestra curiosidad y acudais a su obra).

CABO SOUNION

Al pasar de los años,
¿qué sentiré leyendo estos poemas
de amor que ahora te escribo?
Me lo pregunto porque está desnuda
la historia de mi vida frente a mí,
en este amanecer de intimidad,
cuando la luz es inmediata y roja
y yo soy el que soy
y las palabras
conservan el calor del cuerpo que las dice.

Serán memoria y piel de mi presente
o sólo humillación, herida intacta.
Pero al correr del tiempo,
cuando dolor y dicha se agoten con nosotros,
quisiera que estos versos derrotados
tuviesen la emoción
y la tranquilidad de las ruinas clásicas.
Que la palabra siempre, sumergida en la hierba,
despunte con el cuerpo medio roto,
que el amor, como un friso desgastado,
conserve dignidad contra el azul del cielo
y que en el mármol frío de una pasión antigua
los viajeros románticos afirmen
el homenaje de su nombre,
al comprender la suerte tan frágil de vivir,
los ojos que acertaron a cruzarse
en la infinita soledad del tiempo.

Este último podéis disfrutarlo accediendo al video cuyo enlace os copio aquí, en el que además podéis escucharle recitar el poema "La inmortalidad".

Y no me resisto a dejaros un poema más de García Montero. Elijo éste para terminar pero podría elegir tantos... Quizá en otra ocasión vuelva a él y os deje más poemas suyos. Os copio aquí "Confesiones" de su libro "Completamente Viernes". Disfrutadlo.






CONFESIONES

Yo te estaba esperando.
Más allá del invierno, en el cincuenta y ocho,
de la letra sin pulso y el verano
de mi primera carta,
por los pasillos lentos y el examen,
a través de los libros, de las tardes de fútbol,
de la flor que no quiso convertirse en almohada,
más allá del muchacho obligado a la luna,
por debajo de todo lo que amé,
yo te estaba esperando.

Yo te estoy esperando.
Por detrás de las noches y las calles,
de las hojas pisadas
y de las obras públicas
y de los comentarios de la gente,
por encima de todo lo que soy,
de algunos restaurantes a los que ya no vamos,
con más prisa que el tiempo que me huye,
más cerca de la luz y de la tierra,
yo te estoy esperando.

Y seguiré esperando.
Como los amarillos del otoño,
todavía palabra de amor ante el silencio,
cuando la piel se apague,
cuando el amor se abrace con la muerte
y se pongan mas serias nuestras fotografías,
sobre el acantilado del recuerdo,
después que mi memoria se convierta en arena,
por detrás de la última mentira,
yo seguiré esperando

1 comentario:

angel dijo...

Gracias por estos poemas de García Montero. Me ha gustado leerlos en tu espacio que recorro.


Saludos...