jueves, 15 de febrero de 2007

Amalia Bautista




Hoy he cumplido un deseo que perseguía desde hace tiempo: volver a escuchar recitar sus poemas a una poeta imprescindible e inmensa: Amalia Bautista.


La descubrí por casualidad en un curso de verano que hice en el Escorial, seguramente hará de esto más de seis o siete años. Leyó junto a otros poetas aquellos días pero su poesía brillaba por encima de ellos.


Confieso que me hice lector de Amalia Bautista desde entonces y que regreso a sus poemas a menudo porque cada lectura es lectura nueva.
(Amalia Bautista y Javier Díaz, foto gentileza de Pedro Bernal)

Hoy en el Centro de Poesía "José Hierro" de Getafe (Madrid) ha hecho una lectura antológica de su obra, en el que cada poema era un dardo lanzado a nuestros corazones. Tacha Romero, que la ha presentado, no se equivoca al decir de ella que es una poeta inmensa.

"Tres deseos" es su último libro, que recoge su poesía reunida.

Os sugiero la visita a la página de "Poesía virtual" en la que el poeta sevillano Jesús Beades ha publicado un comentario sobre este último libro de Amalia Bautista "Tres deseos", editado por Renacimiento en el año 2006.




http://www.poesiadigital.es/index.php?cmd=critica&id=40


La poesía sencilla, directa de Amalia.
El título del libro responde a uno de sus poemas que aquí transcribo. El maravilloso "Pide tres deseos":

.
PIDE TRES DESEOS
-
Ver el alba contigo,
ver contigo la noche
y ver de nuevo el alba
en la luz de tus ojos.
-

Amalia Bautista se caracteriza por los comienzos y finales de sus poemas tan fantásticos. En una poética que hizo para una antología dijo que se sentía fascinada por los pendientes y los zapatos, y que algún analista podría encontrar ahí la razón freudiana a que le conceda tanta importancia a los primeros y últimos versos.

No puedo terminar sin recomendar fervientemente su lectura y añadiendo, eso sí, un poema más de Amalia Bautista, otro poema imprescindible: "Al cabo".

.
AL CABO

Al cabo, son muy pocas las palabras
que de verdad nos duelen, y muy pocas
las que consiguen alegrar el alma.
Y son también muy pocas las personas
que mueven nuestro corazón, y menos
aún las que lo mueven mucho tiempo.
Al cabo, son poquísimas las cosas
que de verdad importan en la vida:
poder querer a alguien, que nos quieran
y no morir después que nuestros hijos.

3 comentarios:

angel dijo...

Ha sido un gusto descubrir tu blog, y leer estos poemas y comentarios tuyos acerca de una gran poeta de España de quien en mi espacio he incorporado varios de ellos.

Saludos...

Javier Díaz Gil dijo...

Gracias Angel.
Te agradezco tu comentario. Un abrazo
Javier

coco dijo...

Hola, acabo de conocer a Amalia Bautista y me encanta, ah y descubrir este bloc, intentaré seguirlo. un saludo