domingo, 8 de junio de 2008

Silvio Rodriguez: " De la ausencia y de ti"

Silvio Rodríguez

De la ausencia y de ti­, Velia es una canción escrita en 1969 (hace casi ya cuarenta años, cuando Silvio contaba la edad de 23). Esta canción sigue siendo tan joven como cuando la compuso, como la mayoría de las canciones de Silvio Rodríguez.
Recogida en disco por primera vez en EP "Pluma en riste" del año 1969 junto a tres canciones más: No pienses, No digas; Proposiciones y Cuantas veces al día. Más tarde la volverá a incluir en en los discos "1975 Año internacional de la mujer" (junto a Pablo Milanés y Noel Nicola) y "Cuando digo futuro" del año 1977.

Esta canción de amor está escrita desde la ausencia. Silvio habla de la ausencia de Velia, pero en esa ausencia nos podemos sentir todos reflejados. ¿Qué debemos hacer ante la ausencia de la amada? Silvio nos da dos opciones: nos queda evitar los recuerdos (
No mirar a los mapas, seguir en mí mismo, no andar ciertas calles, olvidar que fue mío una vez cierto libro.)
O enfrentarnos a la ausencia y hacer la canción.

Hacer la canción.

Obligarnos a no olvidar, a escribir y a contarle al ausente, como si estuviera junto a nosotros, que todo está igual, esperando por ti... que seguimos yendo a Teté, semana tras semana, que te siento en su sala aunque ahora no estás.

Y Silvio nos cuenta que es inevitable no caer en la nostalgia (la nostalgia es una forma de felicidad, estoy convencido) y recordar las cosas pequeñas, como pisarte los pies en el tumulto, las madrugadas sin ir a dormir.

Esta canción es toda una lección. Seguimos vivos en las cosas pequeñas pero Silvio nos cuenta también con dos imágenes poderosas al final de la canción (
Como un libro salvado del mar, como un muerto que aprende a besar) que de los naufragios y de las ruinas renacemos (esta idea la trata también Silvio en su canción "Las ruinas" compuesta también en 1969 en la que dice cosas como: Del polvo de las ruinas se levanta el amor:/polvo que se respira y de nuevo voló.)

Para los que gustan de conocer algunos datos curiosos sobre el origen de la canción, recojo del blog de Antonio Ibarra, (http://www.lacoctelera.com/silviorodriguez) lo siguiente:

En un artículo de Rubén Cortés para el Crónica mexicano, Silvio añade aún más detalles sobre "De la ausencia y de ti":

Es para una mexicana, Velia Ramírez. Se la hice en 1969. Ahora está casada con un hombre encantador, se llama Víctor y es trompetista. Cuando voy a México, los tres nos juntamos y comemos. La canción cuenta una época difícil para la revolución cubana. Por eso digo que las ideas son balas y no puedo usar flores por Velia. Y hablo de mapas porque ella vivía en México.

También hay quienes, como Raúl Ríos, dicen que Velia fue una bella mujer mexicana que en los tiempos primeros de la revolución cubana brilló como bailarina en Cuba. La leyenda dice que Velia logró atrapar el corazón de Silvio para luego abandonarlo y regresar a su país, México. Silvio, melancólico, compuso en memoria de ese amor una de las canciones más conmovedoras de su repertorio.

Teté:

Teté Vergara [1914-1981] fue una cantante, actriz y escritora cubana que, en torno a 1965, enseñó a Silvio lo que fue la vida del artista en otros tiempos. A ella le dedicó la canción Monólogo.

Gracias, Antonio, por estos datos.
Os dejo aquí la letra de la canción, podéis leerla mientras veis el video de Silvio interpretándola.
Disfrutadla.
Hay días en los que, como dice Silvio, yo quisiera ser viejo y sabio y poder decir cuanto aquí no he sabido decir...

Disfrutad la canción. Merece la pena.

DE LA AUSENCIA Y DE TI, VELIA

Ahora sólo me queda
buscarme de amante
la respiración.
No mirar a los mapas,
seguir en mí mismo,
no andar ciertas calles,
olvidar que fue mío
una vez cierto libro.
O hacer la canción.
Y decirte que todo esta igual:
la ciudad, los amigos y el mar,
esperando por ti.

Sigo yendo a Teté
semana tras semana
¿te acuerdas de allá?
Hoy habló de fusiles
despidiendo muertos.
Yo sé que ella me ama,
es por eso tal vez
que te siento en su sala,
aunque ahora no estás.
Y se siente en la conversación,
o será que tengo la impresión,
de la ausencia y de ti.

No quisiera un fracaso
en el sabio delito
que es recordar,
ni en el inevitable
defecto que es
la nostalgia de cosas
pequeñas y tontas
como en el tumulto
pisarte los pies.
Y reír y reír y reír,
madrugadas sin ir a dormir...
Sí, es distinto sin ti.
Muy distinto sin ti.

Las ideas son balas
hoy día y no puedo
usar flores por ti.
Hoy quisiera ser viejo
y muy sabio
y poderte decir
lo que aquí
no he podido decirte:
hablar como un árbol
con mi sombra hacia ti.
Como un libro salvado del mar,
como un muerto que aprende a besar,
para ti, para ti,
para ti, para ti.

(1969)


Y, como decía, os dejo este video grabado en el Teatro Karl Marx de La Habana en el que Silvio interpreta esta preciosa canción:



Y como documento curioso, en Youtube está esta entrevista a Velia (en dos partes). La artista mexicana que enamoró a Silvio en el año 1969, un amor platónico del que nació esta bella canción. Doy las gracias a la tropa valenciana por este video, grabado en el encuentro que la Tropa cósmica celebró en Valencia (España) en el año 2000.

Entrevista a Velia (1ª parte)



Entrevista a Velia (2ª parte)

3 comentarios:

M-Kahlo dijo...

Hola Javier, maravillosa canción para escuchar o dedicar...
A unas horas de entregar mi proyecto de escultura, he decidido visitar algunos sitios conocidos... Encontré nombre para mi trabajo, se llama "Erhodión", es un trabajo de talla en piedra, la cabeza de un ser que grita, que lanza con su grito una poesía, una de tantas que guardo de los trabajos. Pero esta vez, no se quedará guardada en un cajón, sino que la acompaña como parte del proyecto...
Gracias por esa canción.
De mariló.

Tere dijo...

Hola Javier:

Me encanta lo que dedicas Silvio. No habia visto lo de Velia. Qué suerte la suya!

Un abrazo, Teriurka.

Raúl Ríos dijo...

Hola Javier, a varios años de haber escrito el artículo que citas y que otros han citado sobre la leyenda de Velia, me da un enorme gusto que siga vivo, lo dicho, cuando escribí el artículo lo hice con el afán de rescatar de mi memoria esas tiernas leyendas en torno a Silvio.

Lo dije casi con angustia, tenía pocas esperanzas que esas hermosas historias resultarán ciertas, tal vez la historia de Velia era la más sólida, las demás tenía pocas esperanzas.

Con los años me enteré que el artículo luego había sido citado en otros blogs y que además de alimentar el imaginario público llegaba a conclusiones ciertas, casi todo lo que había escrito era verdad, ¿Cómo crees que pueda sentirme?

Hace tiempo cuando ví la entrevista a Velia en el Youtube, casi lloro de alegría, era cierto, todo era cierto, nunca lo soñé, mis fuentes ahora mismo ya no recuerdan haberme dicho tal o cual historia y algunos blogers entre los que te cuentas me hacen cargo de lo dicho.

Que bueno, de verdad que lindo rescatar estas hermosas historias de amor que enriquecen sin duda los poemas que ya Silvio nos ha regalado.

Salud y Libertad desde México, un abrazo...

Aquí puedes leer el artículo original..