miércoles, 4 de diciembre de 2019

Texto de mi presentación de Carlos Doñamayor. Tertulia "Rafael Montesinos" (Madrid) 03/12/2019

(Javier Díaz Gil, Marisa Calvo y Carlos Doñamayor)
Carlos Doñamayor en la Tertulia "Rafael Montesinos"


Ayer se celebró en el ámbito de la Tertulia "Rafael Montesinos" de Madrid la lectura del poeta Carlos Doñamayor, al que tuve la fortuna de presentar compartiendo mesa junto a la Directora de la Tertulia, Marisa Calvo.

Fue una tarde hermosa de poesía.

Comparto con vosotros aquí el texto de mi presentación y al final de esta entrada encontraréis fotos y vídeos del acto.

Gracias a todos los amigos que compartisteis encuentro con nosotros y a Carlos Doñamayor y a la Tertulia Montesinos por contar conmigo para su presentación.


Presentación Carlos Doñamayor
Tertulia “Rafael Montesinos”
3 de diciembre de 2019. 20.00 horas


Cuando recuerdo el final de los míos
y desdibujo,
                     con aprendido oficio,

cómo el insaciable roer del deterioro
deshizo con secreta y artera eficacia
su mirada,
                  su mente,
                                   su cuerpo,

me pregunto,
con todo el dolor y todo el miedo,
¿qué humillaciones,
                                 vida,

para mí has reservado?

(de “Hasta que el tiempo vuelva”)

                ****

Cómo cantar,
cómo decir,
cómo hablar
                     en soledad,

en esta caravana de rituales de silencios

sembrados por la muerte.

(de “Cicatrices de silencio”)

El lector de poesía busca que el poeta le conmueva y le muestre, como en un espejo, lo que el propio lector ya estaba sintiendo antes de leer el poema. Estos dos poemas que he leído para empezar mi presentación pertenecen a Carlos Doñamayor y son buen ejemplo del pensamiento lírico y de la comunión que experimentamos con sus palabras.

Carlos Doñamayor, madrileño de 1952, es un poeta eminentemente reflexivo. Su faceta profesional, la medicina, sus años de formación y oficio, han influido de forma determinante en su poesía. Saben los que le conocen de su celo por separar la vida profesional de la poética. De ahí que sus tres primeros poemarios publicados entre 1994 y 2000 aparecieran bajo seudónimo. El amor y el existencialismo eran ya sus preocupaciones. Con su nombre y ya tardíamente, desde 2017, ha publicado en tres años sucesivos cuatro libros “El eco trascendido”, “Hasta que el tiempo vuelva”, “Cicatrices de silencio” y “Al trasluz del deseo”. Este último recoge poesía amorosa escrita a lo largo de los años. Pero los tres anteriores marcan su poética que yo llamaría transversal: la reflexión y el existencialismo.

Afirma Carlos Doñamayor que su vinculación con lo germano jalona su vida desde niño. Su formación en lo profesional e intelectual lo demuestran. De joven ya estaba leyendo a Novalis y a los demás autores del romanticismo alemán. El joven poeta encontró, como le ocurrió a Hölderlin, la necesidad de cantar el sentido trágico de la existencia y un deseo de reconocerse a través de la palabra en un mundo de angustia y dolor.

El dolor y la angustia que todos reconocemos en nuestra vida personal pero que Carlos Doñamayor vive de cerca también en el ejercicio diario de la medicina.
Como los románticos alemanes, Doñamayor siente que la realidad no satisface sus anhelos e ideales, lo que lo lleva a esa sensación de hondo desengaño y a la necesidad de rebelarse contra lo establecido. Recogerá de forma natural del Romanticismo valores como la introspección, la nostalgia y la melancolía.

Ese desengaño, ese extrañamiento lo demuestra ya en el primer poema con que abre su libro “Hasta que el tiempo vuelva”:

Estar aquí y ahora
causa extrañeza.

Extraño es  el mundo
que nos contiene.

Lo importante es soñar
y salmodiar la mañana.

Poeta nihilista en la creencia última de que la vida no tiene sentido.

No es la duda,

es la certeza de la nihilidad (…)

¿Qué hacer entonces? ¿A qué aferrarse? Doñamayor sitúa el amor y la palabra como espacios en los que refugiarse:

Sólo es eso,

amar la propia vida
y la de otro cuerpo efímero,

y deshacerse después,
como las hojas que se pudren cada otoño.

——

Escribir,
(…)
Hálito de voz
que alcanza la inmortalidad
cuando deja de ser tuya.

 ——

(…)
                                  escribirás…
para robarle la voz a la muerte.

La memoria para sobrevivir a la muerte:

(…)
penetré en el único acorde de la vida:

no me olvides,

                                  nunca.

Pero ese nihilismo, la parte racional tan poderosa, llega a poner en duda el sentido y la permanencia de la palabra:

El poema es sólo palabras.
(…)
No perdura:

                     muere con el tiempo.

Pero a pesar de todo, se aferra a ella porque encierra la única certeza de saberse vivo:

(…) palabra:
ella encierra
el confín del sueño y su misterio,
la esencia de la vida,
y la única certeza de saberme vivo.

Carlos Doñamayor reflexiona sobre la vida y la muerte, el tiempo y la palabra. Pero junto a esa mirada metafísica es en esencia también un poeta simbolista: la luz frente la noche, el frío y la niebla, la Luna y quizá el más importante de todos sus símbolos: el silencio.

 Dice Carlos Doñamayor que “Siempre he aceptado, desde una perspectiva filosófica enraizada en mí (…), que el silencio representa y constituye una forma de perfección (…). No hay nada que supere su inmensidad.”

En “Cicatrices de silencio” Doñamayor reflexiona sobre el silencio abstracto y el real, el que irrumpe inesperadamente en tu vida.

Lo metafísico y lo cotidiano se dan la mano de nuevo.

No hay silencio
que no salpique la vida
como un perverso expolio.

Y nos afirmará el poeta con rotundidad que la ocupación del silencio es permanente, la de la muerte, transitoria. Y con esta base reflexiona en una profunda gradación: el silencio como aprendizaje, el silencio-dolor, el silencio-muerte, el silencio-silencio.

en el silencio sólo hay silencio

 Y podríamos seguir desgranando su poética y hablar también del poeta creacionista, que inventa las palabras que necesita: malcicatriza, ahorma, anublar, bajovivir, entremuriendo… El que juega con el oxímoron: silencio resonando, brama el silencio, vacío lleno de presencias…
Sin dejar de nombrar el cuidado que pone en el ritmo del poema, en las imágenes, en la disposición visual de los versos.

Pero también, y quiero destacarlo, está el poeta que escribe directamente en alemán, prueba de ello, los magníficos poemas finales de Cicatrices de silencio. No me resisto a hacerle esta petición: que nos lea alguno de esos poemas en alemán.

Carlos Doñamayor es más que un poeta metafísico, un poeta herido de nihilismo. Carlos Doñamayor es un poeta reflexivo en el que reconocernos.

Demos ya la palabra al poeta y pongamos en práctica nosotros, asintiendo, lo que propone certeramente en uno de sus versos:

Callar es oír con la mirada.

Escuchemos a Carlos Doñamayor.

Javier Díaz Gil
1 de diciembre de 2019

-----------------------

Os dejo a continuación algunos vídeos y fotos del encuentro (las fotos y vídeos son gentileza de Adoración Rosado y Piluca Martínez de Velasco, muchas gracias a las dos):

Un momento del principio de la lectura de mi presentación:


Y dos fragmentos de la lectura de poemas de Carlos Doñamayor:




Y algunas imágenes de la sesión:

Javier Díaz Gil, Marisa Calvo y Carlos Doñamayor

Joselyn Almeida, Acacia Domínguez Uceta, Aureliano Cañadas, Carlos Doñamayor,
José María Herranz, Lourdes y Javier Díaz Gil
José María Garrido, Joselyn Almeida, Aureliano Cañadas, Carlos Doñamayor,
José María Herranz, Lourdes y Javier Díaz Gil







domingo, 1 de diciembre de 2019

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar diciembre 2019


Mientras publico este poema para empezar diciembre de 2019, mi poemario "El mapa de tus cicatrices", editado por Lastura, está saliendo de imprenta.

Para empezar este mes comparto de nuevo un poema del libro, el primero de la sección "El francotirador", sección que lleva como inicio una cita de mi admirado y querido poeta Francisco Caro:



                           Cuchillo, sangre, toda
                           la poesía es crimen, busca la llaga.

                                                          Francisco Caro


EL FRANCOTIRADOR

I.

Tiene tu rostro.

El francotirador
sabe lo que hay en tu cabeza
y lo utiliza.
Se oculta sigiloso en un rincón de tu brazo,
en la esquina de tu cuello,
en el hueco oscuro de tu hombro.


El francotirador dispara con ojo certero 
evitando el corazón.

A veces,
parece bajar el arma y sube hasta la garganta. 

Con sus manos invisibles
aprieta el cuello para que no respires.


El francotirador sabe tu nombre.

© Javier Díaz Gil

(poema incluido en mi libro "El mapa de tus cicatrices" 

publicado en noviembre de 2019 en la editorial Lastura)

sábado, 30 de noviembre de 2019

03/12/2019: Tertulia Montesinos, Madrid. Lectura de Carlos Doñamayor


El poeta carlos Doñamayor en la Tertulia Montesinos

El próximo 3 de diciembre de 2019 a las 20.00 horas tendré la suerte de presentar en el ámbito de la Tertulia "Rafael Montesinos" al poeta Carlos Doñamayor.

Leerá poemas publicados e inéditos.
Es una gran oportunidad de poder escuchar a un poeta reflexivo y lírico que no nos dejará indiferentes.


Martes, 3 de diciembre, 2019 – 20 horas

Carlos  Doñamayor

Leerá  poemas publicados e inéditos

Presentado por Javier  Díaz  Gil

Tertulia Literaria Hispanoamericana Rafael Montesinos
Colegio Mayor “Nuestra Señora de Guadalupe”
Avenida de Séneca, 4       28040-Madrid

Recojo de la web de Aahe ediciones un extracto de la reseña de Carlos Doñamayor.

Carlos Doñamayor Hernández
Madrid, 1952
Médico especialista en Otorrinolaringología. Escritor. Poeta.
Lector y analista de la realidad y del mundo que le rodea, muy pronto empezó con su tarea literaria, en la que vió publicado un primer título, “Latidos”, todavía bajo seudónimo, en 1993. Prosiguió con algunos otros libros, y terminó decantándose en una obra, aparecida en 2017, que ha supuesto su revelación y le ha alzado a la primera línea de los cenáculos literarios madrileños. Su título, El eco trascendido, viene a ser el cuarto publicado en su carrera literaria, que se decanta ya decididamente por la poética.
Esta entrega de poemas (100 páginas, Aache Ediciones, Guadalajara 2017) se conforma de cinco libros, de los que el último ofrece la síntesis, la razón profunda, de los anteriores, declarando con limpia palabra las imágenes que al autor le llegan de tantas y tantas experiencias vividas.
Tiene poemas amorosos, admirativos, evocadores y alusivos a personajes concretos, a la familia, a los amigos… pero sobre todo analiza su interior y se asombra del recorrido de sus pensamientos sobre la cuartilla. “Escribo a mano siempre, con lapicero, sobre papeles reciclados”. Al final, tras darle vueltas a un poema, durante meses, lo copio en ordenador para guardarlo. Un libro de Doñamayor es, con este se demuestra perfectamente, un decantado y solemne ejercicio de introspección y audaz muestra de sinceridad y alegría.

En 2018 ha dado a imprenta una nueva entrega poética, esta vez bajo el título de “Hasta que el tiempo vuelva”, encuadrado como nº 11 en la Colección “Poemarios de Doña Cadima” de la editorial Aache. En sus 118 páginas, demuestra tener este libro unas profundas raíces metafísicas, con verso breve, sonoro y medido, espléndido de contenido, repleto de perspectivas precisas y acertadas. Poesía madura que emociona, que atrapa pero, sobre todo, que hace pensar, y cuya lectura no dejará indiferente a nadie.

martes, 19 de noviembre de 2019

24/11/2019: Lectura conjunta Tertulia "Rascamán" y UNEE. Madrid

24/11/2019: Lectura conjunta Tertulia "Rascamán" y UNEE. Madrid

Amigos,
el próximo domingo, 24 de noviembre de 2019, a las 11.00 horas en una acto abierto al público en la Biblioteca "Iván de Vargas" de Madrid (c/ San Justo s/n) compartiremos "Confluencias" y textos que llevan como tema el otoño los escritores de la Tertulia Literaria "Rascamán" y la Unión Nacional de Escritores de España.
Coordinaremos el acto Mariana Feride (UNEE) y Javier Díaz Gil (Tertulia Rascamán).

Participarán los siguientes autores leyendo poemas y microrrelatos:

De la Tertulia Rascamán:

Javier Díaz Gil
Rocío Díaz Gómez
Juan Antonio Arroyo
Alma Pagés
Luis María Gil
Juan Calderón
Celia Cañadas
Cinta Rosa Guil
Carlos Tejado
Feli Martínez
Juan B. Raña
Ana González
Carmen Padín

De la Unión Nacional de Escritores de España:

Brunhilde Román
Iris Xpeña
Pilar Arias Casado, Juan 
Fernando Fiestas
Rosa Rodríguez
Primitivo Oliva Fernández 
Montserrat Fernández Mateos
Pedro Crespo
Mercedes de la Rosa Llorente
Vicente Zaragoza Sesmero
María Teresa Álvarez Olías
Mariana Feride.

¡Os esperamos!


domingo, 3 de noviembre de 2019

4 al 31 noviembre de 2019, Colmena Viejo: Exposición poesía visual "Recoger el guante"


Exposición "Recoger el guante" en Colmenar Viejo

EXPOSICIÓN: DEL 4 al 30 de noviembre de 2019
LECTURA-INAUGURACIÓN DE LOS AUTORES: 8 de noviembre de 2019. 19.00 horas

Casa de la Juventud de COLMENAR VIEJO  
C/ Ctra. Hoyo de Manzanares, 16. 

Amigos,
La exposición "Recoger el guante" es un proyecto de la Tertulia Literaria "Rascamán" de Madrid. La idea fue del poeta y compañero de la Tertulia, Aureliano Cañadas (Almería, 1936) que tuvo la paciencia durante años de ir recogiendo guantes perdidos. Guantes huérfanos de pareja cuyas historias estaban pendientes de contar.

"Recoger el guante" tiene un doble sentido: el literal, recuperar esos guantes caídos y el de compromiso, al asumir la idea de Aureliano Cañadas y hacer de ello expresión poética.
La propuesta ha sido doble también. Por un lado, la manipulación del guante para crear un objeto poético y exponerlo aisladamente. Y por otro, utilizar el guante como motivo de escritura acompañando el objeto con un poema o un microrrelato.

Estos guantes perdidos son ahora una expresión artística y literaria y su objetivo es recorrer espacios expositivos, acercarlos al público, a los lectores.

“Recoger el guante“ se configura como un proyecto colectivo de los miembros de la Tertulia y forma parte de las actividades que desarrollamos para divulgar la creación literaria. Establecida la Tertulia Literaria RASCAMÁN desde hace catorce años, se reúne cada miércoles de 6 a 9 de la tarde, actualmente en el Café Ajenjo de Madrid.

Los autores que forman parte de esta exposición son 25: Juan Antonio Arroyo, Mª Jesús Briones,  Juan Calderón, José León Cano, Aureliano Cañadas, Celia Cañadas, José Antonio Carmona,  Ismael Constantinopla, Javier Díaz Gil, Rocío Díaz Gómez, Omega Escribano, Francisco Fenoy, Mariana Feride, Iñaki Ferreras, Ana González, Cinta Guil Redondo, Mª Juristo, Mª Eugenia López, Feli Martínez, Isabel Morión, Carmen Padín, Alma Pagés, Alberto Ramos, Juan Bautista Raña y Carlos Tejado.

Disfrutad de la muestra, Ojalá que nuestras palabras y que los guantes, convertidos en objetos poéticos, os conmuevan.

Os esperamos durante la exposición, del 4 al 30 de noviembre y en el acto de Lectura-Presentación donde los autores leerán los textos, el viernes 8 de noviembre de 2019 a las 19.00 horas.

¡Gracias!

Javier Díaz Gil- Octubre 2019
Poeta. Coordinador de la Tertulia Literaria RASCAMÁN y Comisario de la exposición.

Podéis ver la exposición virtual en esta web:

viernes, 1 de noviembre de 2019

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar noviembre 2019



APENAS ERA EL SILENCIO

Detrás de la palabra el puro aire
-como instinto-
recorta paisajes y nieve.

Hay sonidos que se reconocen
en mitad de la noche.


Tú me escuchaste

cuando apenas
era
el silencio.

© Javier Díaz Gil
(poema incluido en mi libro "El mapa de tus cicatrices" 
que se publicará en noviembre de 2019 en la editorial Lastura)

jueves, 31 de octubre de 2019

Texto de mi presentación de Aureliano Cañadas". C.C. Buenavista (Madrid) 24/10/2019


El pasado 24 de octubre de 2019 tuve el placer de presentar junto con José María Herranz al poeta y maestro Aureliano Cañadas (Almería, 1936) que leyó poemas de sus dos últimos libros publicados: "Laberinto" (Ed. Nazarí, Granada. 2019) y "Conjugación secreta" (José Gabriel Criado Fernández editores, Almería, 2017).

La lectura tuvo lugar en el Teatro del C.C. Buenavista de Madrid. Avenida de los Toreros, 5 dentro del ciclo de "Charlas coloquio Escritor@s del distrito".

Para esta ocasión preparé esta presentación que comparto con vosotros en el blog:



Presentación de Aureliano Cañadas
C.C. Buenavista
Avda. de los Toreros, 5
24 de octubre de 2019, 19.00 horas


Aureliano Cañadas me pidió una presentación breve y pensé en esta frase: “Aureliano Cañadas es un poeta imprescindible”. 

Podría acabar aquí mi presentación porque en la lectura de sus poemas y en sus palabras comprobarán mi afirmación.

Pero no voy a ser tan excesivamente breve y para quien no le conozca es necesario ponerles
en antecedentes de algunas cuestiones.

Aureliano Cañadas nació en 1936 en Almería. Es Licenciado en Literatura Hispánica por la Universidad Complutense, Diplomado por el Instituto de Idiomas de la Universidad de Granada,  entre otros títulos académicos. Autor de dieciséis poemarios publicados, ha recibido algunos premios, entre ellos el José Luis Gallego, el Marina Romero de la Asociación de Artistas y Escritores Españoles, el X Premio de Poesía del Aula de Encuentros del Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Andrés García Madrid del Ateneo 1º de Mayo de CC.OO., y el María del Villar de la Fundación navarra del mismo nombre. Incluido en varias antologías de ámbito nacional y autonómico, ha colaborado en las más importantes revistas literarias españolas. Es corresponsal en Madrid de Ágora y miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Ha sido traducido al griego, al portugués y al rumano.

Me anunció Aureliano que en esta tarde quería leernos poemas de sus dos últimos libros, “Laberinto”, publicado en 2019 y “Conjugación secreta”, de 2017, pero me añadió después, con una expresión muy suya: “niño, también quiero leer de “Conjugación secreta” el libro que publiqué con Poeta de Cabra en 2011.

Todo un lujo para la tarde de hoy.

Si tuviera que definir su poesía concisamente, tarea arriesgada, diría que Aureliano Cañadas es un poeta elegíaco a la manera machadiana: “se canta lo que se pierde”. En estos tres libros y en su poesía, en general, hay un constante canto a lo perdido pero unido también ineludiblemente a la esperanza, a la vida, a la necesidad de vivir el instante presente.

Cuerpo celeste es un libro que habla del carácter efímero del amor, del paso del tiempo y lo que va destruyendo y nos conforma. Esta mirada elegíaca está en los poemas de Cuerpo celeste:

LA ALEGRÍA

Bebe de la alegría
que esta noche te traigo:
dará para los dos,

tú que bebiste tanta
tristeza

Un poeta elegíaco que elige la poesía siempre, como salvación. De Cuerpo celeste también:

cuando el dolor descubra tu verdadero nombre,
la soledad te tome de una mano,
                                                   la poesía
ha de guardar la otra entre las suyas.

Un poeta elegíaco que es también un poeta libre:

                               Recrea
la libertad de aquello que soñaste
sin temor, sin vergüenza ninguna,
                                                   (…)
hay que escribir así, tan libremente,
como si nadie hubiera de leerte
                                                  jamás.

La biografía de Aureliano es larga y en sus poemas están presentes la terrible guerra fratricida en la que nació, el hambre y la orfandad, sus hermanos y Almería, su ciudad natal, “la ciudad hipócrita, como dijo Valente”,  “aquella ciudad donde nunca llovía”, como la nombra Aureliano.

Están los amigos que siguen en la memoria y le conforman, están los paisajes que nos traen a los ojos otros paisajes y están los paisajes interiores.

Y está el mito, que visita asiduamente en sus poemas, como  lo hace en su último poemario, “Laberinto”. El poeta regresa a Teseo para ofrecerle una nueva oportunidad, para salvar la vida a Minotauro.

Sólo los grandes poetas son capaces de abordar de nuevo un mito y hacerlo más grande. Aureliano Cañadas posee el conocimiento formal y lírico para afrontar el reto pero también la sabiduría del mundo griego que lo convierte en un poeta heleno, en un trasunto del mismo Homero rememorando el Hades o las sirenas.

Las voces poéticas que maneja con sabiduría en “Laberinto” ya las manejaba en sus anteriores entregas. Quiero recordar especialmente su utilización certera en “La isla de la Nada” en la que el poeta alternaba su mirada con la de la propia Isla de La Nada, trasunto de la muerte.

El tiempo transcurrido, la madurez, hace al poeta más reflexivo. 

La ausencia de libertad, el destino al que nos someten los dioses (de los que descree el poeta), las segundas oportunidades que hubieran cambiado una vida y, por qué no, la propia Historia, la búsqueda de sí mismo o el sacrificio más alto, el del propio amor… son temas que recorren los poemas de Laberinto.

Nos mostrará Aureliano Cañadas a Minotauro no como un monstruo terrible, sino como un ser que sufre, que pide una voz (como la pide el poeta), que pide la muerte para que lo liberen de tanta soledad, del laberinto de su cárcel.

Yo no envidio en el hombre su cabeza…
sino solo su voz y la palabra
con la que los dioses permitieron que ordenara
la belleza del mundo,…

Laberinto es un libro para leer despacio, para dejarse arropar por las ideas que antes citaba y que transitan por la poesía de Aureliano Cañadas: la vejez, el paso del tiempo, la muerte, el placer, o la conminación que nos hace en el poema “Sirenas” a disfrutar el instante: 

Escuchad y gozadlas ahora que os ofrecen
                                              su juventud.

Es el amor junto a la libertad, el tema central de este libro. 
El amor como en Quevedo, sobreviviendo a la muerte.

Así lo expresa en el poema que cierra “Laberinto”:

Debajo de las olas del rencor
y del resentimiento
y sin embargo vivo,
permanece el amor.

y el tiempo nada puede contra su audaz materia.

Dejadme añadir algo más sobre esta lectura de hoy, sobre su libro “Conjugación secreta”. Les diré que entre sus muchos aciertos, combina sus poemas con los dibujos de su hermano, el pintor Luis Cañadas, y de su nieta Adriana.

Una conjugación que deja de ser secreta cuando el poeta devela, levanta el velo de lo oculto y nos hace cómplices de sus pensamientos y de sus fantasmas.

Es la mirada desde el presente, un presente de tristeza, pesadumbre, a veces desolación. Un presente encerrado en esa acertadísima metáfora que es el muro de cristal por el que se siente rodeado, que le impide salir afuera, pero que le deja, terrible condena, observar la belleza, la alegría, la que el personaje poético no puede alcanzar.

Aureliano Cañadas es un poeta imprescindible, os lo decía, y quiero terminar con las palabras del poeta granadino Paco Domene en el prólogo de Conjugación secreta donde afirma:

“Se puede decir que si los márgenes de la poesía española no estuvieran en manos de canallas, Aureliano Cañadas sería un poeta reconocido y respetado, y quizá un hombre casi feliz”.

Felices, nosotros, sin duda, de poder disfrutar de tu amistad y tu poesía querido Aureliano.

Escuchemos ya al poeta, Aureliano Cañadas.
Gracias.

Javier Díaz Gil
15 de octubre de 2019