miércoles, 1 de marzo de 2017

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar marzo de 2017




28.

No es este frío de invierno,
la soledad de una casa
deshabitada, la brasa
–amenaza de lo eterno–.
Es la esperanza de un tierno
territorio de la infancia,
recuperada sustancia
para este presente ciego.
Te entregas sediento al juego
que aniquile esta distancia.



© Javier Díaz Gil
(Del libro "La palabra y la carne",
editorial "Ruleta Rusa", 2016)