martes, 1 de junio de 2010

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar junio 2010




AÚN


Acerco mi oreja al frío metal
de la vía del tren.

Siento en mi piel vibrar
la violenta maquinaria que se aleja.

El tren se aleja.

Aún vibra mi piel.

© Javier Díaz Gil
Mayo 2010

3 comentarios:

Maribel-bel dijo...

No es mucho el peso, ni el paso..pero ese algo perdurable podría ser esencia. la esencia sentida, soñada, el eco de emociones sin ruído. Biquiños

M-Kahlo dijo...

Ya estoy por aquí, me encanta volver y quedarme con ese buen sabor.
Precioso poema.
Un beso

Jesús Aparicio González dijo...

Un hermoso y excelente poema el que nos compartes Javier.

Un abrazo