domingo, 2 de mayo de 2010

Un poema de Javier Díaz Gil para empezar mayo 2010


TRAMPA

El ratón distraido de tu boca
mordisquea la capucha del boli.

Tus ojos felinos inmovilizan
mi corazón domado.

Sé que caeré.

Me asomo a la trampa de tu escote.

© Javier Díaz Gil
21 de abril de 2010

5 comentarios:

Rocío Díaz Gómez dijo...

Me gusta mucho Javier. Me gustó cuando te lo escuché y me gusta ahora. Si hubiera sido mío, probablemente lo hubiera terminado con uno de estos dos versos:
"Me asomo a la trampa de tu escote.
"Tiemblo" ó "Me estremezco". Creo que lo hubiera terminado así, poniendo alguno de ellos dos, detrás de lo del escote claro, eso no lo quitaría porque es muy grafico el hecho de asomarse... Pero en fin es solo que me han venido a la punta de la lengua esas dos palabras nada más terminar de leerlo. Pero me gusta mucho también así como está. Un beso, Rocío

maria dijo...

Muy sugerente... y primaveral.
Es el primero y me gusta.
Gracias por darme la oportunidad.
MaRía

Javier Díaz Gil dijo...

Gracias a ti María por tu lectura y seguir este blog.

Un abrazo
Javier

Henri Husson dijo...

Bueno, te diré que lo leí en el blog de Rocío y como me ha gustado pongo el comentario en el tuyo. Es bueno, conciso y gráfico. Al contrario que Rocío, yo no le pondría ni quitaría nada.

Abrazos
Jaime

Javier Díaz Gil dijo...

Muchas gracias Jaime. Este poema me gusta a mí también especialmente. Será por lo visual que es y el final de "trampa" que significa.
Un abrazo amigo.

Javier