martes, 29 de enero de 2008

Etimología: trabajar

Tripalium: etimología de "Trabajo"

La etimología es una fuente de sorpresas. Las cosas se nombran con palabras cuyo sentido es pleno si estudiamos su origen. ¿Por qué si no, nos quejamos continuamente del trabajo como un castigo?

La consulta al diccionario de la RAE nos da pistas. Nos dice de qué palabra nace el término que buscamos y sus posibles significados.

Sobre la palabra "trabajo" nos dice el diccionario de la RAE (recojo las tres primeras entradas) lo siguiente:

trabajar.
(Del lat. *tripaliāre, de tripalĭum).
1. intr. Ocuparse en cualquier actividad física o intelectual. (Trabajar en la tesis doctoral. Trabaja poco y mal.)
2. intr. Tener una ocupación remunerada en una empresa, una institución, etc. (¿Trabajas o estudias?)
3. intr. Ejercer determinada profesión u oficio. (Trabaja como periodista. Trabaja de jardinero.)

Ahí encontramos la palabra latina tripalĭum.

Y resulta que tripalium era el nombre de un temible instrumento de tortura.
Tripalium (tres palos) es un vocablo del bajo latín del siglo VI de nuestra era, época en la cual los reos eran atados al tripalium, una especie de cepo formado por tres maderos cruzados donde quedaban inmovilizados mientras se les azotaba.
De tripalium derivó inicialmente tripaliare (torturar) y posteriormente trebajo (esfuerzo, sufrimiento, sacrificio). Trebajo evolucionó posteriormente hacia trabajo, vinculándose poco a poco con la idea de ‘labor’. Lo mismo ocurrió en francés, lengua en la cual tripalium derivó en travail (trabajo), vocablo al cual los ingleses dieron la forma travel y un nuevo significado, asociándola inicialmente a la idea de ‘viaje cansador’ y, más tarde, simplemente viaje.

Concluyendo.

Los que consideramos el trabajo como un castigo ahora nos queda más claro, más teniendo en cuenta que las palabras trabajo y tortura tienen el mismo origen.

Curioso, ¿verdad?

5 comentarios:

Miguel Núñez dijo...

Deseo saber si la palabra trabajo significa algo relacionado con "látigo que termina en tres puntas".
Es que lo leí en un libro antiguo y quiero saber si es una opción.
Gracias.

Javier Díaz Gil dijo...

Miguel
no conozco esa acepción, pero es posible que exista, ya que etimológicamente trabajo deriva de tripalium, "tres palos". Es probable que por derivación ese significado se aplique a un látigo de tres colas, pero no he encontrado referencias, como te digo. No obstante, muchas gracias por tu comentario Miguel.
Un saludo

Miguel Núñez dijo...

Javier Díaz:

Le cuento una anécdota. Una vez dialogué con mis alumnos.
"¿El trabajo lo realizan los animales?"

Ellos: "Sí"

Yo: "El trabajo es exclusivo del hombre. Lo realiza pensando en un objetivo y es conciente de ello. Mientras que en los animales lo que parece trabajo, es instintivo y repetitivo".

¿Qué opinión tiene al respecto amigo Javier?.

Javier Díaz Gil dijo...

Miguel,
estoy de acuerdo con usted. El trabajo implica el cumplimiento de un objetivo por lo que tiene un elemento consciente. Para conseguir ese objetivo utilizamos herramientas. Seguramente los animales son herramientas que el Hombre utiliza para tal fin. El animal se esfuerza pero no sabe para qué (aunque eso nos pasa muchas veces en el trabajo diario, cuando perdemos el horizonte y hacemo sun trabajo repetitivo llega la alienación).
Pero ahor ame planteo otra cuestión, ¿los animales tienen conciencia de su esfuerzo? Si fuera así, deberíamos decir que entonces sí que trabajan.
Un abrazo Miguel.

Anónimo dijo...

Hola Javier.
Los animales, para mí, tienen una inteligencia pero que más se deja impulsar por el instinto................ellos mayormente actúan de golpe.

Son inteligentes y no lo dudo, pero para llegar a ser trabajo puedo llamarlo como "trabajo incipiente" pero que sí es trabajo al fin y al cabo.

Si los animales hacen acciones que cambian con el tiempo hay que saber que lo hacen debido a que la humanidad a destruido su hábitat.

¿Sólo instinto o trabajo incipiente?

Saludos
Miguel Núñez