viernes, 19 de noviembre de 2010

Anagrama: Ramón Sijé y Marguerite Yourcenar



Marguerite Yourcenar y Ramón Sijé


Hay una figura estilística que el diccionario de la RAE define así:

anagrama.

(Del lat. anagramma, y este del gr. ἀνάγραμμα).

1. m. Transposición de las letras de una palabra o sentencia, de la que resulta otra palabra o sentencia distinta.

2. m. Palabra o sentencia que resulta de esta transposición de letras; p. ej., de amor, Roma, o viceversa.

3. m. Símbolo o emblema, especialmente el constituido por letras.


Casos de anagrama son los clásicos: amor/roma, monja/jamón, con los que nos divertíamos de niños.

Me interesan las dos primeras acepciones de la palabra porque quería hablar de cómo los escritores han utilizado esta técnica para crear, a partir de su nombre verdadero, su nombre literario.

Es el caso de Ramón Sijé y de Marguerite Yourcenar.

Ramón Sijé, el que fuera íntimo amigo de Miguel Hernández a quien dedicó su celebre elegía, tenía por verdadero nombre José Marín Gutiérrez.
La combinación de la letras de su nombre y primer apellido le procuraron a José un seudónimo más literario: Ramón Sijé.

Nació y murió en Orihuela (Alicante), (16 de noviembre de 1913 - 24 de diciembre de 1935). Hijo de José Marín Garrigós, comerciante de tejidos y Presentación Gutiérrez Fenoll. Tuvo dos hermanos, Justino (Gabriel Sijé) y Marilola. Estudió el bachiller con los jesuitas de Santo Domingo, y Derecho en Murcia como alumno libre. Desde joven mantuvo una estrecha amistad con Miguel Hernández, al que admiraba y con quien compartía inquietudes literarias y políticas, a pesar de sus diferentes opiniones.

Fundó la revista Voluntad junto a Jesús Poveda y el director de la misma, Manuel Martínez Fabregat, y El Gallo Crisis, junto a otros oriolanos, autor de un ensayo antirromántico La decadencia de la flauta y el reinado de los fantasmas, que no se publicó hasta 1973 con prólogo de Manuel Martínez Galiano, por el Instituto de Estudios Alicantinos. De firmes principios católicos, Ramón prestó también atención a la teología y a la política, queriendo expresar en sus obras tanto sus creencias religiosas como sus valores humanos. La muerte de Ramón Sijé (de septicemia al corazón, tras una infección intestinal que lo retuvo en cama apenas diez días), acontecida en su pueblo natal, Orihuela, el día de Nochebuena de 1935, dio lugar a la creación de una de las obras más conocidas del poeta Miguel Hernández: "Elegía", incluida en su libro El rayo que no cesa.

(Tomado de Wikipedia)


¿Y Marguerite Yourcenar?

La autora de "Memorias de Adriano" se llamaba realmente Marguerite Crayencour, Yourcenar es por tanto, anagrama de su verdadero apellido.

Su nombre real completo era Marguerite Cleenewerck de Crayencour (Bruselas, Bélgica, 8 de junio de 1903 - Mount Desert Island, Estados Unidos, 17 de diciembre de 1987) fue una novelista, poetisa, dramaturga y traductora francesa.

Marguerite, tras nacer en Bruselas, fue educada por su padre en una finca en el norte de Francia. Su madre murió a los 10 días de su nacimiento por complicaciones en el parto. Su padre provenía de una familia aristocrática francesa y su madre era belga. Se crió en la casa de su abuela paterna.

Yourcenar leía a Racine y a Aristófanes a la edad de ocho años. Su padre le enseñó latín a los 10 y griego clásico a los 12.

A partir de 1919, abandona su nombre de pila y empieza a firmar como Marguerite Yourcenar. Su primera novela Alexis fue publicada en 1929. Su mejor amiga en ese momento, una traductora llamada Grace Frick, la invita a Estados Unidos, donde dará clases de Literatura comparada en la ciudad de Nueva York. Yourcenar era bisexual y ella y Frick se harán amantes en 1937 y seguirán juntas hasta la muerte de Frick en 1979 a consecuencia de un cáncer de mama.

Tradujo al francés Las olas de Virginia Woolf, en 1937, Lo que Maisie sabía, de Henry James, en 1947 y a Yukio Mishima. En 1951 publica en Francia, la novela Memorias de Adriano (en francés Mémoires d'Hadrien), en la que estuvo trabajando durante una década. La novela fue un éxito inmediato y tuvo una gran acogida por parte de la crítica. En Memorias de Adriano, Yourcenar recrea la vida y muerte de una de las figuras más importantes del mundo antiguo, el emperador romano Adriano. La obra está escrita a modo de larga carta del emperador a Marco Aurelio, su sucesor e hijo adoptivo. Adriano explica su pasado, describiendo sus triunfos, su amor por Antínoo y su filosofía. Memorias de Adriano fue una novela pionera, que ha servido de influencia en la posterior novelística histórica, convirtiéndose en una obra maestra moderna. Fue la primera mujer elegida miembro de la Academia francesa en 1980, aunque desde 1970 ya pertenecía a la Academia belga. Una de las más respetadas escritoras en lengua francesa, tras el éxito de Memorias de Adriano, siguió publicando novela, ensayo, poesía y tres volúmenes de memorias. Yourcenar vivió la mayor parte de su vida en su casa Petite Plaisance en Mount Desert Island en el estado de Maine. La casa es ahora un museo dedicado a su memoria.

(Biografía tomada de Wikipedia)

Ejemplos de anagramas curiosos hay muchos, basten los siguientes:

  • En la serie House MD, el nombre del doctor Gregory House es un anagrama que significa "Huge ego, sorry" (en español "Demasiado ego, disculpe").
  • El poeta André Breton criticó la afición por el dinero de Salvador Dalí con el anagrama de su nombre "Ávida Dollars".

Y podemos citar incluso poemas, como el siguiente, escrito por Gerardo Diego en 1944 que juega con el anagrama de la palabra Amor y cuyas cuatro letras sirven de título:

A,EME,O,ERRE

Gerardo Diego, 1944

Amor tiene cuatro letras,
vamos a jugar con ellas.
¿Lo ves? Ya estamos en Roma.
Por todas partes se va.
Por todas partes se llega.
El viaje Amor Roma Amor
con billete de ida y vuelta.
Y ahora a jugar con los dados.
«Alea jacta est». Espera.
¿Qué lees? Ramo. ¿Qué escuchas?
El ruiseñor se queja
de amor que en el ramo canta,
de amor que en el ramo mora.
Otra vez los dados vuelan
por el aire. Y cae Omar,
un príncipe de leyenda.
¿Amor de Omar? Falta ella.
Arriba los dados. Mora.
Amor de Omar a la mora.
Amor de la mora a Omar.
Siempre armo un juego de amor
que de ramo y que de mora.
Y vienen y van las letras
Buscando ese amor o mar.

Si quieres saber más sobre el anagrama te invito a visitar la página dedicada a él en la web juegosdepalabras. com. Sigue este enlace: http://juegosdepalabras.com/anagrama.htm

Interesante ¿verdad?

8 comentarios:

Rocío Díaz Gómez dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada Javier, muy interesante... mucho. Un beso, Rocío

Fernando Soriano Bensusan dijo...

Querido amigo Javier, gracias por tus palabras dejadas en mi blog. Y este artículo, me recordó un poema, que a ver si lo encuentro, en el que hago lo mismo pero con la palabra DRAMA.
En cuanto lo halle te lo dejo en el blog.
Un fuerte abrazo.

Javier Díaz Gil dijo...

Gracias Rocío, gracias Fernando. Ya sabéis que me gustan mucho los juegos de palabras y el anagrama es de lo más lúdico.
Fernando, espero leer ese poema, que seguro estará lleno de ingenio.

Un abrazo a los dos
Javier

paloma dijo...

Javivi:
¡ Que lo he pillado ... !
Que me he dado cuenta perfectamente de que la alusión al doctor Gregory House es un guiño a la "pasíón" tan incontrolada que este personaje tan maravilloso y con tanto ego despierta en mí.
Cómo me ha gustado descubrir ese anagrama!!!.
Esto a mi ya no se me olvida en la vida.
Un beso, amigo y muchas gracias.
Paloma

Javier Díaz Gil dijo...

Sí, sí, sí.
Sabía que lo encontrarías rápido, para que veas que te tengo en mi pensamiento.

Un besito Palo

Ana dijo...

Muy curioso, Javier. Desconocía lo que cuentas. Y, mira por dónde, acabo de leer que el nombre de Hergé, el creador de Tintín proviene de la pronunciación de sus iniciales, al revés y pronunciadas en francés: Georges Remi.

Javier Díaz Gil dijo...

Ana,
no conocía lo de Hergé.
Ya lo ves, es una buena técnica para crearnos un seudónimo literario si lo necesitamos.

Un beso Ana
Javier

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" dijo...

¡Muchas gracias por esta información! ¡Me ha parecedio muy interesante y divertida!

Saludos, Mercedes.

(Por cierto, gracias también por tu visita)